El análisis del agua destinada para riego, constituye una herramienta imprescindible para evitar entre otros problemas, la disminución del rendimiento de un cultivo.

El uso de agua con alto contenido en sales, provoca la salinización del suelo, la reducción de las infiltraciones y obturaciones en las redes de riego, así como eleva el riesgo de provocar toxicidad en las plantas.

¿Qué tipo de información nos da su análisis? su análisis nos proporciona información sobre el caracter salino, de los nutrientes que el propio agua aporta y de la disponibilidad de los mismos en el suelo. Es necesario conocer las características químicas de la misma, ya que actúa como guía para la correcta preparación de las disoluciones fertilizantes.

Es fundamental para el uso sustentable de los recursos agua-suelo, conocer la calidad del agua para cubrir las necesidades básicas de la planta y evitar efectos perjudiciales en el suelo, para así mantener y preservar la calidad del mismo sin afectar la producción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies